Tratamientos para la Diabetes Mellitus Tipo 2.



Los tratamientos más frecuentes para esta patología son los mencionados a continuación:

Las Sulfolinurias


Son medicamentos pertenecientes a al clase de antidiabéticos orales indicados en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, actúan aumentando la liberación de insulina de las células beta del páncreas, esto se debe a que Dichos fármacos se unen a receptores específicos en la membrana celular e inducen el cierre de los canales de potasio sensibles a ATP (adenosina trifosfato) y aumenta el contenido intracelular del potasio y esto facilita la apertura de canales específicos del calcio, la liberación de la insulina se da a partir de los gránulos maduros, estos compuestos serán metabolizados en el hígado, por tal motivo están contraindicados cuando hay enfermedad hepática, así como también debe administrarse con prudencia en pacientes con insuficiencia renal.El principal problema que tiene que ver con la utilización no vigilada es la hipoglucemia,Palpitaciones Nerviosismo Confusión Mareo Pérdida de la conciencia Convulsiones.
La Metformina o Clorhidrato de Metformina


Es un medicamento antidiabético de aplicación oral del tipo biguánido. Se utiliza comúnmente en el tratamiento y la prevención de la diabetes mellitus tipo 2, también conocida como diabetes no insulinodependiente, particularmente en pacientes con sobrepeso, y personas que presentan una función renal normal. Se indica como adyuvante del ejercicio físico y la dieta en pacientes cuya hiperglicemia no puede ser controlada por eso la reduce, interfiriendo la liberación hepática de glucosa e incrementando la sensibilidad de los tejidos periféricos a la acción de la insulina, lo cual se traduce en una mayor captación de glucosa por parte de los adipocitos y el tejido muscular.
Estudios en cultivos celulares de hepatocitos han demostrado cómo la metformina modula la gluconeogénesis, al promover el efecto supresor de la insulina e inhibir la estimulación dependiente del glucagón, favorece la fosforilacion de los residuos de tirosina del receptor y estimula la actividad de la enzima tirosinacinasa y al mismo tiempo fomenta la traslocacion de ciertos portadores de glucosa GLUT 1 y GLUT 4.
El efecto adverso que causa este medicamento es la acidez láctica, afortunadamente este porcentaje suele ser muy bajo en los pacientes solo tres casos de mil pacientes, también ocasiona anemia, se debe evitar la terapia de este medicamentos en pacientes con insuficiencia renal, problemas hepáticos, insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar, y suspender antes de colocar un contraste intravenoso.
Las Tiazolidinedionas (TZD)

son una clase de medicamentos introducidos a finales de los años 1990 como terapia para la diabetes mellitus tipo 2 y otras enfermedades relacionadas. Las tiazolidinedionas mejoran la sensibilidad de los tejidos blancos a la insulina por actuar como agonistas selectivos de receptores de la insulina localizados en el núcleo celular, estudios realizados indican que activan la expresión de genes de respuesta a la insulina y en elementos determinantes de la diferenciación y metabolismo de los adipocitos al unirse al receptor PPAR gama ( receptor activador de la proliferación de peroxisomas), reducen la concentración plasmáticas de triglicéridos y favorece la ovulación en mujeres con difusión ovárica.
Por otra parte este medicamento debe administrarse con mucha precaución en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva porque inducen a retención de líquidos, es decir se inhibe la alfa-glucosidasas ( son disacáridos intestinales, cuya función es hidrolizar los alfa-disacáridos para permitir la absorción de monosacáridos, como la glucosa, al bloquear de manera reversible estas enzimas la acarbosa y el miglitol reducen la glicemia postprandial.
Otros medicamentos


La Repaglinida: es un fármaco derivado del acido benzoico, que ayuda a incrementar la secreción de insulina por parte del páncreas, se puede combinar con metformina, es muy efectivo en la reducción de la glucemia postprandial cuando es administrado dentro de los 30 minutos previos a la ingesta de alimentos, y es importante la precaución si se le administra a pacientes con insuficiencia renal, o problemas hepáticos.
La Insulina Exógena: está indicada en pacientes con disfunción secretora avanzada de la célula beta, además si presentan una perdida descontrolada de peso, ya que permite tener un buen control sobre las cifras de glucemia y de hemoglobina –glucosilada. Existen dos tipos de insulina una de acción corta que actúa a los 15 o 30 minutos después de la administración como la lis pro, o aspar. La otra insulina es de acción lenta su tiempo de efectividad es de 18 a 24 horas y es ideal como suplencia de una concentración basal de insulina, este tratamiento es inyectado
Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tienen un amplio cuadro patológico desde una deficiente secreción de insulina hasta una marcada resistencia a la acción hormonal, acompañada de obesidad, así que dependiendo del estado del paciente el médico tiene a sus manos herramientas terapéuticas claramente efectivas.
Videos recomendados

http://www.youtube.com/watch?v=1fBx9Fi4edM
http://www.youtube.com/watch?v=OLG82fmkE_g&feature=related




Referencias



http://www.msd.com.ve/msdve/patients/diabetes/tratamientos2.html
http://www.msd.com.ve/msdve/patients/diabetes/tratamientos2.html
http://es.fitness.com/forum/culturismo/insulina-exogena-5326.html
BIOQUITECA